tomografia-computerizada (1)

Tomografía computarizada. El empleo de rayos X para el control de calidad y producción de BMW

BMW es una de las compañías más prestigiosas del mundo. Lo dicen los múltiples estudios de mercado que se realizan, las encuestas a clientes y aficionados o los análisis de actividad en internet o ventas (tanto de unidades nuevas como de segunda mano). Pero todo esto no ha sido ‘gratis’, para llegar a lo más alto ha sido necesario un camino largo y complicado que ha requerido de inversión, de esfuerzo y de sacrificio.

Para muchos, BMW siempre ha sido un fabricante de máximo nivel, pero en realidad, la compañía que comenzó fabricando motores de avión y luego motocicletas, dio el paso construyendo vehículos bajo licencia británica. El primer BMW de la historia, el BMW Dixi, era un Austin Seven pero fabricado en Alemania (como ocurrió con el Seat y el Fiat 600 o el Renault 8 y el Dacia 1100). De hecho, tras la Segunda Guerra Mundial estuvo a punto de quebrar y ser adquirida por nada menos que Daimler Benz (Mercedes, para quien no conozca el nombre oficial de la compañía).

Tomografía computarizada

Cuando se menciona la Segunda Guerra Mundial suena lejano. La contienda finalizó en 1945, hace ya 70 años, un tiempo que ha servido para que BMW se afianzara poco a poco en una posición privilegiada. Pero durante los últimos años, con un mercado frenético en cambios, cualquier descuido puede provocar que una compañía con 100 años de historia como BMW acabe devorada por las más recientes apariciones en el mundo empresarial. Por eso, la bayerische continúa innovando, continua con una fuerte inversión en I+D que ha terminado con la creación, entre otras cosas, de la tecnología EfficientDynamics, los motores TwinPower Turbo, el empleo del CFRP (Carbon Fiber Reinforced Plastic) o hasta la aparición de los BMW i3 y BMW i8.

No obstante, la marca también investiga e innova en otros apartados, como en procesos de fabricación o, en este caso, en métodos para el control de calidad. BMW ha introducido la tomografía computarizada para la gestión de ciertos procesos durante el desarrollo, producción y el análisis de prototipos para todo el Grupo BMW al completo. Es decir, que tanto BMW, como BMW Motorrad, Mini y Rolls-Royce se verán beneficiados de este nuevo proceso que permite un control micrométrico mediante rayos X.

Tomografçia computarizada

Ubicado en la Planta Piloto de BMW, en el Centro de Investigación e Innovación en Múnich, se emplean cuatro robots especializados, que pivotan alrededor del vehículo con el objetivo de producción miles de imágenes de secciones transversales. Son robots que trabajan por parejas y cuyas imágenes son del tipo tridimensional. Los ingenieros de BMW las emplean para el estudio y análisis de nuevos materiales o tecnologías de pegado, sin que sea necesario desmontar los vehículos.

El jefe de Análisis de Materiales y Procesos, Michael Koch, afirma que el proceso no es nuevo y BMW ya lo usa desde hace años. Sin embargo, nunca se ha realizado a nivel micrométrico como se realiza ahora. De esta forma, se puede controlar las conexiones de soldaduras y tornillos o verificar la carrocería antes y después de ser pintada. Con la información obtenida, se realizan modificaciones específicas para la producción en serie.

Javi Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>