FIAT Tipo

FIAT Tipo. 30 años de historia para uno de los compactos más innovadores

Hoy día, en el sector del automóvil, la sinergia entre marcas es algo de lo más común. De hecho, actualmente, no se concibe el desarrollo de un nuevo modelo sin tener en cuenta sinergias y cuando se hace, se trata de algo muy, muy exclusivo y muy, muy caro en su precio final de adquisición. Se trata de algo que se lleva a cabo en marcas muy exclusivas, mientras que las conocidas como ‘generalistas’, no se lo pueden permitir si quieren lograr una elevada rentabilidad.

Tenemos el ejemplo más claro en el Grupo Volkswagen-Audi, que integra marcas como las propias Volkswagen y Audi, pero además están Seat, Skoda, Porsche, Lamborghini, Bentley y hasta Bugatti. Esta última, es la única que no emplea sinergias, o las emplea en detalles como botoneras y mandos de accionamiento de algún tipo. Sin embargo, hasta Lamborghini emplea sinergias con Porsche y Bentley, mientras que las generalistas, léase Seat o Skoda, comparten más de la mitad de los componentes. Es más, VAG es la compañía que más explota las sinergias de grupo; un auténtico abanderado.

FIAT Tipo

Pero el caso es que no fue Volkswagen quien ideó esta forma de trabajar y de desarrollar productos, fue el Grupo FIAT quien se aventuró en primera instancia con la sinergia entre marcas y lo hizo, como primer paso, con la plataforma Tipo. Está, cuya primera intereacción fue dar base para el flamante FiAT Tipo, representó el primer chasis modular fabricado en serie en Europa y fue elogiado por su rigidez y por su estabilidad. Pero además, también fue la base para modelos tan dispares como el FIAT Tempra, el FIAT Coupé, los Bravo y Brava, FIAT Marea, Lancia Delta y Dedra e incluso para modelos de Alfa Romeo como los 145 y 146, el Alfa 155, el Alfa GTV y su versión descapotable, el Alfa Romeo Spider.

El FIAT Tipo no sólo fue un modelo pionero en cuanto a plataforma, como se ha podido comprobar, supuso un enorme paso adelante de la firma italiana en cuanto a desarrollo y fabricación, aunque fue criticado por su ‘inspiración germánica’ tanto en diseño como en interiores y acabados. No es que fuera un problema precisamente, pero ya se sabe que ‘inspirarse’ en los rivales acaba acarreando que alguien te critique. De todas formas, esa forma de actuar supuso que FIAT creara un compacto, el cual cumple en 2018 nada menos que 30 años, que se posicionó en su momento como uno de las mejores opciones de su segmento; era un coche con una calidad elevada, con un habitáculo amplio y luminoso, uno de los maleteros más grandes entre los compactos y un diseño que sin llegar a sorprender, resultaba robusto, con una línea estética muy lograda y además, con un estudio aerodinámico interesante que les llevó a soluciones como el parabrisas pegado a la carrocería. También se llevó a cabo un estudio de materiales que tuvo como resultado la primera carrocería totalmente galvanizada (se buscaba erradicar los problemas de corrosión prematuros) y otras soluciones como un portón trasero de fibra de vidrio.

FIAT Tipo

La historia del FIAT Tipo comienza el 26 de enero de 1988 y supone la descatalogación del FIAT Ritmo. Destacaba por el empleo de soluciones muy llamativas como la instrumentación digital o la posibilidad de equipar un cambio automático tipo CVT (Continuous Variable Transmission, Transmisión Variable Continua o variador continuo). Ofreció igualmente un motor turbodiésel que se convirtió en su momento en el más potente del segmento con 92 CV y se convirtió en la única opción dentro de la gama que podía equipar ABS como extra. Esto además, provocó que el FIAT Tipo se convirtiera en el primer coche de la historia en hacer de una versión diésel el tope de gama.

Poco a poco fueron llegando versiones más potentes e interesantes como el 1.8 16v de 136 CV lanzado en 1989, o el 2.0 16v de 145 CV que llegó en 1991. Ambos bloques con doble árbol de levas en culata, inyección y un talante bastante deportivo. Sobre todo el propulsor de dos litros, que se convirtió rápidamente en uno de los rivales más dotados del Volkswagen Golf GTi. Podía alcanzar los 208 km/h, aceleraba de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y su imagen se cuidó al detalle para desprender mucha deportividad.

FIAT Tipo

Como detalle llamativo y sin entrar en más detalles, en 1993, con el restyling del modelo, se introdujo la carrocería de tres puertas para diversos acabados. Ésta, actualmente en desaparición, era la más atractiva en cuanto a diseño y fue la base para las versiones deportivas como el mencionado 2.0 16 válvulas.

Abandonó la línea de producción en 1995, dejando su lugar a los FIAT Bravo y Brava que, curiosamente, empleaban la misma plataforma del Tipo convenientemente adaptada. Comparado con el actual FIAT Tipo, es evidente el cambio de objetivos y de pretensiones, mucho más elevadas y ambiciosas en la primera generación. Fue un éxito rotundo, llegando a comercializar más de 1,9 millones de unidades, mientras que los sustitutos, los Bravo y Brava, no pasaron de las 1,2 millones de unidades.

Javi Martín


Fotos del FIAT Tipo


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>