Fiat 500e Harman

Fiat 500e Harman International Concept. Así podría ser el futuro del automóvil

La tecnología eléctrica gana terreno poco a poco, es el futuro del automóvil o eso nos quieren hacer creer. Si es cierto que la electricidad ofrece un potencial de desarrollo enorme, con un futuro prestacional en un rango totalmente diferente al que conocemos actualmente. Apartados que se sumarían a la reducción de la contaminación a unos niveles espectaculares, que requiere de un cambio global a gran escala en todos los ámbitos, sobre todo en el concerniente a la obtención de la energía.

Temas que escapan a nuestro control y los desplaza a meras comparsas, a espectadores que siguen todo lo que acontece tras un cristal que les impide influir en exceso. Por suerte, hay empresas que ven posibilidades en casi cualquier lugar y aprovechan para presentar desarrollos que ayudan a impulsar tecnologías, ideas y, por supuesto, el futuro en general del automóvil. Empresas como el especialista Harman, que ha presentado un proyecto en el pasado CES de Las Vegas (Consumers Electronic Show) basado en el Fiat 500e.

El Fiat 500e es una versión eléctrica que se vende en Estados Unidos y que según el fallecido Sergio Marchionne, suponía pérdidas de miles de dólares por cada unidad vendida. Sin embargo, quien algo quiere algo le cuesta y el 500e representa un paso al frente tanto en tecnología eléctrica como en concepto de vehículo en Estados Unidos, donde los coches pequeños son totalmente denostados. Es una apuesta de futuro que sirve para desarrollar los motores y baterías y para posicionar a la marca en el segmento de las energías alternativas.

Fiat 500e Harman

Por otro lado, el Fiat 500e Harman International Concept, es un show car para mostrar las posibilidades de la tecnología que podría mover nuestros coches en pocos años. Pero no es un 500e al uso, ya que, de entrada, luce una carrocería inédita tipo roadster sumamente llamativa (con arcos antivuelcos traseros incluidos), que se acompañada por un habitáculo que ha recibido algunas modificaciones hasta ofrecer un aspecto limpio, bien acabado y muy tecnológico. Finalidad, como hemos dicho, de este especial Fiat 500e.

Su imagen mantiene los rasgos del Fiat 500e, pero las llantas, el tapa tras los asientos con dos jorobas o el acabado general son totalmente específicos. El habitáculo pierde gran parte de sus componentes y recibe un nuevo salpicadero tapizado en lo que parece Alcántara, donde destaca la inclusión de una instrumentación totalmente digital compuesta por dos pantallas totalmente configurables. Aunque estos pequeños detalles quedan relegados a un segundo plano cuando se habla de la tecnología aplicada al pequeño roadster eléctrico. Absolutamente espectacular.

Harman es una empresa propiedad de Samsung, así que podemos hacernos una idea de hasta dónde pueden llegar. Pero si te cuesta imaginar, no hay problema porque te lo vamos a contar. Para empezar, monta un sistema que monitoriza los alrededores del vehículo mediante cámaras, radares y sensores. Un conjunto de dispositivos que también ayuda a potenciar el funcionamiento de sistemas ya incluídos en el coche como el aviso de objeto en ángulo muerto, el asistente de carril o la alerta de colisión trasera. Además, las cámaras traseras pueden cumplir las funciones de los retrovisores y las delanteras, que trabajan junto a un radar LiDAR, controlan todo lo que ocurre delante para asistir con información a los sistemas de control de carril, detección de objetos y personas, reconocimiento de señales y mantenimiento de la distancia de seguridad.

Fiat 500e Harman

El habitáculo también recibe una buena dosis de sensores, todos ellos diseñados para controlar la actividad del conductor monitorizando desde la posición de la cabeza, hasta el diámetro de la pupilas. De hecho, puede analizar el ritmo cardíaco o la frecuencia de la respiración, con el objeto de determinar el estado de ánimo de quien conduce o su cansancio. Según Harman, esta capacidad de determinar el estado del conductor es vital para el éxito de los futuros sistemas de conducción autónoma de nivel 3. Esto se debe a que, gracias a esto, se podría diseñar un sistema que sea capaz de llegar a la conclusión de su el conductor está en condiciones de tomar el control, o por el contrario, no lo está.

No llegará a producción, pero no cabe duda que representa el futuro del automóvil y demuestra que el pequeño Fiat 500e es capaz de adoptar formas y tecnologías reservadas a coches de mucha mayor categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>