FIAT Regata

Hace 30 años, FIAT desarrolló el primer sistema de ‘stop-start’

Actualmente estamos muy acostumbrados a coches que hace de todo. Y cuando decimos de todo, es de todo: aparcan solos, encienden las luces solos, ponen los limpiaparabrisas en marcha solos, se abren y se cierran solos, se chequean solos y hasta arrancan y paran el motor solos. Ejemplos de las cosas que pueden hacer los automóviles de hoy día y además, dentro de poco, conducirán también solos. Ya lo hacen según qué condiciones y no tardarán en poder hacer siempre.

Esto hace que la gente se acostumbre las cosas rápidamente y ni siquiera se lleguen a preguntar el cuánto, el cómo ni el porqué. Esa tendencia también acaba por otorgarle los logros a quienes no corresponde, como ocurrió, por ejemplo, con el sistema de arranque y parada del motor en retenciones, más conocido como ‘stop-start’. En un principio, se considera que el primer automóvil de producción en equipar un sistema de este estilo fue el Volkswagen Lupo 3L, una versión del utilitario alemán que llegó al mercado como el primer coche de la historia en homologar un consumo de tres litros cada 100 kilómetros.

FIAT Regata

Pero en realidad, como también ocurre con la sinergia de grupo en cuanto a plataformas (el modelo que estrenó esta forma de trabajar fue el FIAT Tipo), fue FIAT quien desarrolló el primer sistema de arranque y parada ‘stop-start’ hace más de 30 años. Es decir, no fue ayer precisamente, sino hace varias décadas. Por unos motivos u otros, apenas se extendió y no llegó a ser conocido, pero el medio Onmiauto.it ha podido entrevistar a Mauro Palitto, el máximo dirigente de FIAT en la década de los 80, de donde se ha conocido este hecho.

Al parecer, en aquella época, los ingenieros de FIAT desarrollaron un modelo con el consumo y la eficiencia como principal argumento de venta, el FIAT Regata ES. Su aparición se benefició, en parte, de un sistema muy curioso. Habían creado temporizador que servía para contabilizar el tiempo que un vehículo se pasaba con el motor en marcha, pero detenido y en punto muerto. Se montó en un prototipo basado en el FIAT Ritmo. Durante un trayecto de 15 kilómetros que necesitó cerca de 35 minutos, el contador registró 12 minutos con el motor encendido, pero sin moverse. Casi la mitad del tiempo.

FIAT Regata

Dando vueltas al asunto, Mauro tuvo la idea de desarrollar un sistema que detuviera el motor cuando se pusiera punto muerto y no se pisara el embrague, volviendo a ponerlo en marcha al pisar este último. Lo llamaron ‘Citymatic’ y no fue sencillo ponerlo en marcha. El primer inconveniente fue lograr un funcionamiento correcto con los motores de arranque de aquel entonces. Para ponernos en situación, los motores de arranque en los 70 y 80 estaban diseñados para soportar 25.000 ciclos de arranque en frío, mientras que se estimaba que con el nuevo sistema Citymatic, deberían soportar al menos 100.000 ciclos. Como ejemplo comparativo, los actuales motores de arranque con sistema stop-start pueden soportar 250.000 ciclos.

Finalmente, el problema se resolvió por otro lado, sin tener que modificar los motores de arranque. En el momento que el motor alcanzaba las 180 rpm, el motor de arranque se desconectaba y la propia fuerza de los pistones hacia el resto del trabajo. Sin embargo, se necesitaron algunos cambios en el motor. Se instaló una unidad de control electrónico para controlar la carburación, que junto al nuevo sistema Citymatic y los cambios hechos en compresión (más elevada) y a la rebaja de la potencia a 65 CV, se logró reducir un 7% el consumo en poblado. Además, el Citymatic era desconectable.

FIAT Regata

El FIAT Regata fue un enorme éxito de ventas, pero de la versión con este sistema, el Regata ES, sólo se matricularon 5.000 unidades. Sin embargo, la propia compañía estaba preocupada por si los conductores se asustaban ante el funcionamiento del sistema y no se alentó a los distribuidores a vender unidades de esta versión. Quedó como un experimento y se pudo comprobar que además de funcionar, los usuarios tenían cierta reticencia al sistema por si el motor no volvía a ponerse en marcha tras accionar el embrague. Sobre todo en aquel momento, cuando FIAT arrastraba una imagen poco fiable.

Si quieres leer la entrevista, en italiano, puedes hacerlo en el siguiente enlace. >> Entrevista a Mauro Palitto

Javi Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>