BMW M8

BMW M8 Competition: exquisitez con esteroides

La llegada de una versión ///M de la Serie 8 de BMW no es ninguna sorpresa. La propia firma lo confirmó y hemos visto infinidad de imágenes captadas en Nürburgring durante sus test de desarrollo. Pero eso no quita que su presentación oficial sea un acontecimiento esperado y deseado por muchos. Es, de entrada, uno de los modelos de BMW más lujosos, tecnológicos y potentes del momento. También es un coche firmado por BMW ///M que además, se coloca como máximo exponente de las gamas de BMW y BMW Motorsport. Es, simplemente, un automóvil superlativo.

El lanzamiento del BMW Serie 8 fue acogido por la prensa y por los aficionados como algo especial, aunque no se parece en nada a la genial generación que estuvo a la venta en la década de los 90. Si guardaba cierto parentesco en su concepción de Gran Turismo, pero con objetivos y rivales muy diferentes. La nueva generación del Serie 8 tiene como máximos rivales a coches como el Mercedes Clase S Coupé, el Lexus LC o el Bentley Continental GT y contará, además, con una versión ‘Gran Coupé’ que ha sido recientemente presentada y que se trata de una versión inédita en la generación E31.

Músculo envuelto en seda

BMW M8

La Serie 8 de BMW llegó para ser lo máximo de la marca y por ello, luce una numeración por encima del sedán de representación de la marca, el Serie 7. Tecnológica y técnicamente, el BMW Serie 8 es un compendio abrumador, que ahora ve añadida más rabia y poderío, pero sin perder las formas. Así es el nuevo BMW M8 Competition, que se podrá elegir con dos carrocerías, el coupé y el cabrio. Veremos si de aquí a un tiempo se añade también el Gran Coupé. Curiosamente, BMW ///M ha tenido una forma de trabajar muy determinada: primero se presenta las versiones ‘normales’ y luego las denominada ‘Competition’. más potentes y dotadas en todos los sentidos. Sin embargo, en el caso del M8 se han presentado todas las versiones al mismo tiempo, de las que sólo las más potentes llegarán a Europa y por tanto, a España.

Esto quiere decir que los conductores españoles que dispongan de suficiente capital para pensar en un vehículo como éste, sólo podrán optar a los BMW M8 Competition y BMW M8 Cabrio Competition, variantes extremadamente musculosas pero al mismo tiempo con una finura de conducción y una suavidad total de todos sus mandos. Es músculo envuelto en seda: motor V8 biturbo de 4.4 litros con 625 CV y 750 Nm de par, con un régimen máximo de 7.200 rpm. Para garantizar el máximo control, emplea el cambio automático M Steptronic y a tracción total M xDrive compartida con el BMW M5, lo que permite contar con transmisión de potencia a las cuatro ruedas o bien, sólo a las traseras, en cuyo caso se desconectan las ayudas a la conducción y se desata toda su rabia. con un diferencial autoblocante activo trasero para intentar poner riendas a tanto caballo desbocado.

BMW M8

Según la marca, el nuevo M8 Competition completa el sprint en 3,2 segundos y puede seguir acelerando hasta alcanzar los 200 km/h en 10,6 segundos. La velocidad está limitada electrónicamente a 250 km/h, pero gracias al paquete M Driver se pueden alcanzar los 305 km/h al desaparecer dicha limitación. El escape tiene una válvula que permite guardar las formas cuando sea necesario dejando la posibilidad de dar rienda suelta al bramido del V8 biturbo cuando no haya nadie que pueda asustarse. Porque este coche suena, y suena a pocos amigos. En cuanto a los frenos, ventilados y perforados, tienen un diámetro de rotores de 395 y 380 mm delante y detrás respectivamente (en opción pueden ser cerámicos con 400 mm delante).

Tecnología y mucho estilo

BMW M8

El hecho de representar uno de los máximos exponentes de BMW conlleva consecuencias. Además de tener que lucir un diseño elegante y distinguido, no puede estar exento de deportividad y cierta garra. A la ya cuidada imagen de la Serie 8, el M8 Competition añade detalles en negro, nuevos elementos aerodinámicos tanto delante como detrás, un difusor posterior con cuatro enormes terminales de escape (100 milímetros de diámetro). Las llantas también son específicas, se aprecian detalles realizados con fibra de carbono y los colores elegidos para las fotos oficiales son casi perfectos, resaltando las formas de ambas carrocerías de forma sutil pero muy acertada, resaltando la musculatura general.

Imagen que se acompaña de tecnología. Los nuevos BMW M8 Competition disfrutan de cosas como el sistema Drivelogic para el cambio, que permite elegir entre tres modos de funcionamiento para la propia transmisión, la dirección es la denominada M Servotronic con desmultiplicación variable, monta suspensión M Adaptativa con muelles específicos y amortiguadores ajustables en tres programas (Comfort, sport y Sport Plus), faros LED adaptativos con los espectaculares Laserlight en opción, panel de instrumentos digital con pantalla de 12,3 pulgadas…

Javi Martín


Fotos del BMW M8 Competition


Fotos del BMW M8 Cabrio Competition

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>