BMW G30 Touring

Nuevo BMW Serie 5 Touring

La Serie 5 de BMW sigue ampliando su gama y tras la versión híbrida y el espectacular M550i M Performance por poner unos ejemplos, le toca el turno al Touring, la variante familiar del modelo. Un formato que lleva en la gama desde 1992 y que siempre ha tenido un éxito destacable, sobre todo en países como Alemania.

Se trata de la quinta generación de la versión, evidentemente, con todos los adelantos del sedán pero con una imagen muy tradicional. Si bien, hemos sido testigos de cómo los familiares se hacían poco a poco más atractivos y deportivos, hay fabricantes que todavía apuestan por lo tradicional aunque sin renunciar a una imagen atractiva como es el caso del nuevo Serie 5 Touring. Además, los diseños de BMW suelen ofrecer una línea deportiva de base, con un morro largo y con las ruedas casi en los extremos de la carrocería, así que poco hay que hacer al respecto. Continúa leyendo…

BMW Serie 7 M performance

BMW M760Li xDrive, lo máximo de la marca en todos los sentidos

El BMW Serie 7 es lo máximo dentro de la marca, el sedán más grande, lujoso, potente y tecnológico de la firma aunque con ciertos matices. Por ejemplo, realmente no es el más potente, siempre se queda un escalón por debajo del M5 y su potencia es más ‘elegante’. No es bruta, no es salvaje, es refinada y con estilo. Deportiva, sí, pero suave. Es el modelo de representación donde BMW pone todo su saber hacer pero siempre ha faltado algo, una versión que no pocos aficionados llevan pidiendo muchos años: un BMW M7.

La primera generación del Serie 7 llegó en 1977 y no podemos asegurar que ya por entonces se reclamara un M7, ni siquiera había un M5 ni un M3 así que lo dudamos mucho pero con la segunda generación, el e32 de 1987 o con la tercera, el e38 de 1995 la cosa cambia y ten por seguro que ya entonces hubo voces comentado la jugada. Un BMW M7 sería algo fuera de lo común, un sedán de grandes dimensiones pero con una dinámica y unas prestaciones fuera de lo normal. Mercedes no lanzó el primer Clase S AMG hasta el W220 de finales de los 90 y Audi ya tenía un S8 desde la generación ‘D2/D4’, desde el primer A8 que se lanzó en 1994. Continúa leyendo…

BMW M2 Coupé

Las mejores preparaciones del BMW M2

El BMW M2 es un éxito. Vale que cualquier modelo ‘BMW Motorsport’ se lleva las alabanzas de los periodistas especializados y de los aficionados, pero el M2, sustituto del brutal BMW 1 M Coupé, está siendo ‘especial’. Para la gran mayoria encarna mejor que ningún otro el espíritu del BMW M3 e30, el primero de tan famosa saga. Su imagen es espectacular y además, es capaz de poner contra las cuerdas a sus hermanos mayores, el mencionado M3 y el M4 Coupé, siendo menos potente.

A simple vista se le ve potente, no engaña ni esconde sus intenciones. Es un deportivo, uno de los BMW Motorsport más bonitos que se han producido y uno de los más interesantes, y no es algo que digamos nosotros, lo dicen ‘los que saben’ y la crítica en general. Por ejemplo, Top Gear, el popular programa de televisión británico declara en su web tras probar el M2 Coupé que es ‘un coche tan brutal y tan equilibrado, que hace que te plantees muchas cosas’. ‘Es más equilibrado que sus hermano mayor; es usable a diario y puedes desmelenarte sin perder los papeles’. Continúa leyendo…

BMW Serie 4

Restyling para el BMW Serie 4

Hace unos tres años, BMW decidió diversificar la gama todo lo posible. Pero no lo hizo con nuevos modelos que cubrieran ciertos huecos en el mercado, la marca bávara tiene todos cubiertos, o casi todos. Tomo algunos modelos existentes en la gama y creo con ellos una nueva gama con una nueva denominación. Así es como apareció la Serie 2 y también, la Serie 4 que curiosamente se posicionan como las variantes deportivas de la Serie 1 en el primer caso y de la Serie 3 en el segundo. Es más, ambas nacieron de las versión cupé de cada modelo. Por eso llama la atención sobre todo el caso del BMW Serie 4, pues llegó para ‘extinguir’ uno de los modelos más vendidos y apreciados de la marca: el BMW Serie 3 Coupé y por tanto, también desapareció el BMW M3 Coupe.

Cierto es que se trata de simples denominaciones y que en el fondo, el modelo es el mismo solo que en lugar de un 3, lleva un 4 en el nombre y cuenta con una gama propia casi más grande que la del mismo BMW Serie 3. Es además un éxito rotundo. Llámese Serie 3 o llámese Serie 4, es indiferente, pues en estos tres años ha sido capaz de ‘colocar’ en las calles 400.000 unidades siguiendo la senda del éxito del Serie 3 Coupé. Culpa también tiene la gama de carrocerías disponibles: cupé, descapotable y el inevitable sedán cupé, denominado por BMW como Gran Coupé (¡que de cupés!). Continúa leyendo…