BMW M2 Coupé

Las mejores preparaciones del BMW M2

El BMW M2 es un éxito. Vale que cualquier modelo ‘BMW Motorsport’ se lleva las alabanzas de los periodistas especializados y de los aficionados, pero el M2, sustituto del brutal BMW 1 M Coupé, está siendo ‘especial’. Para la gran mayoria encarna mejor que ningún otro el espíritu del BMW M3 e30, el primero de tan famosa saga. Su imagen es espectacular y además, es capaz de poner contra las cuerdas a sus hermanos mayores, el mencionado M3 y el M4 Coupé, siendo menos potente.

A simple vista se le ve potente, no engaña ni esconde sus intenciones. Es un deportivo, uno de los BMW Motorsport más bonitos que se han producido y uno de los más interesantes, y no es algo que digamos nosotros, lo dicen ‘los que saben’ y la crítica en general. Por ejemplo, Top Gear, el popular programa de televisión británico declara en su web tras probar el M2 Coupé que es ‘un coche tan brutal y tan equilibrado, que hace que te plantees muchas cosas’. ‘Es más equilibrado que sus hermano mayor; es usable a diario y puedes desmelenarte sin perder los papeles’. Continúa leyendo…

BMW Serie 4

Restyling para el BMW Serie 4

Hace unos tres años, BMW decidió diversificar la gama todo lo posible. Pero no lo hizo con nuevos modelos que cubrieran ciertos huecos en el mercado, la marca bávara tiene todos cubiertos, o casi todos. Tomo algunos modelos existentes en la gama y creo con ellos una nueva gama con una nueva denominación. Así es como apareció la Serie 2 y también, la Serie 4 que curiosamente se posicionan como las variantes deportivas de la Serie 1 en el primer caso y de la Serie 3 en el segundo. Es más, ambas nacieron de las versión cupé de cada modelo. Por eso llama la atención sobre todo el caso del BMW Serie 4, pues llegó para ‘extinguir’ uno de los modelos más vendidos y apreciados de la marca: el BMW Serie 3 Coupé y por tanto, también desapareció el BMW M3 Coupe.

Cierto es que se trata de simples denominaciones y que en el fondo, el modelo es el mismo solo que en lugar de un 3, lleva un 4 en el nombre y cuenta con una gama propia casi más grande que la del mismo BMW Serie 3. Es además un éxito rotundo. Llámese Serie 3 o llámese Serie 4, es indiferente, pues en estos tres años ha sido capaz de ‘colocar’ en las calles 400.000 unidades siguiendo la senda del éxito del Serie 3 Coupé. Culpa también tiene la gama de carrocerías disponibles: cupé, descapotable y el inevitable sedán cupé, denominado por BMW como Gran Coupé (¡que de cupés!). Continúa leyendo…